Crónica de los hechos portentosos

$18.000 CLP

Autor
Claudio Romo
Prólogo de Alexis Figueroa

Edición
2015, coedición de Erdosain Ediciones y Pehuén Editores

Portada
Carpeta con broches metálicos de 20 x 30 cms, cartoné cubierto en papel ahuesado y texturado de 180 gramos (Hyacinth Fine Sand, Off White).

Interior
28 páginas impresas a un color en papel especial ahuesado y texturado de 180 gramos (Hyacinth Fine Sand, Off White), costura zapatero, con hilos a la vista en el lomo.

ISBN
9789569696015

Crónica de los hechos portentosos

 

La Crónica de los hechos portentosos, de Claudio Romo, es trabajo de xilografía, realizado al modo y estilo de las producciones de la Lira Popular: serie de impresos sueltos que circularon masivamente en los principales centros urbanos de Chile entre fines del siglo xix y las primeras décadas del xx. La lira no se trataba de una manifestación de arte y comunicación específicamente chilena, sino de una apropiación cultural. Provenía de la literatura de cordel luso-española de tiempos medievales que, arribando al Brasil, se extenderá luego por el continente. El cordel, y la Lira Popular posterior, trasportaban noticias, sucesos, hechos maravillosos y también cotidianos, lecciones morales y religiosidad, constituyendo una amalgama impresa de discurso e imagen, que buscaba en el público llano su destinatario. En Chile, se constituyó un arte popular, que nuestro autor reivindica en estas xilografías. Creador de texto e imagen, sitúa su crónica en el puerto de Talcahuano (esto es, sur de Chile, lugar de su nacimiento y educación juvenil) ubicando en su espacio geográfico sucesos y personajes variados. Desde héroes civiles (Clotario Blest, Pedro Aguirre Cerda —con su «gobernar es educar»—, Luis Emilio Recabarren, son muestra de los valores de la civilidad), hasta héroes militares (Prat figura a bordo del Huáscar y el Huáscar aun está en Talcahuano); desde portentos escandalosos (¿qué otra cosa puede ser un molusco que se transfigure al ver la Virgen del Perpetuo Socorro?), hasta episodios monstruosos (pienso en el «angelito [que] se convirtió en pan») vestidos de ingenuidad. Especie de catálogo de posibilidades temáticas y estilo, son dibujos que muestran su didascalia amable e irónica; dibujos que no desconocen su papel de citas a un procedimiento e intención artística ya naturalizada, y se constituyen en la contemporaneidad ecléctica de su tradición icónica y gráfica, develando una obra de festiva monstruosidad.

Alexis Figueroa

6

2

2

2

2

2